martes, 10 de noviembre de 2009

A modo de presentación

A mediados del 2005, a través de la Coordinadora de Barrios por Memoria y Justicia fueron invitadas las autoridades del Centro Cultural Homero Manzi del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para interiorizarlas sobre el proyecto de recuperar la memoria de los compañeros y compañeras detenidos- desparecidos y asesinados del barrio de Pompeya.
Fue así como, por un lado, comenzamos a tomar conocimiento y realizar las actividades que realizaban los otros barrios de buscar datos sobre estos compañeros y por el otro intercambiar ideas sobre las diferentes realidades barriales, el aprendizaje de la confección de las baldosas y comentar los avances sobre la búsqueda de familiares o amigos que aportaran datos concretos sobre sus vidas.

Con los listados aportados desde la Coordinadora (provenientes de la Subsecretaría de Derechos Humanos, antiguas denuncias efectuadas en la CONADEP o en los Tribunales), recorrimos domicilios del barrio para tomar contacto con las familias y tuvimos respuestas diferentes. Familias que aceptaron con muy buena disposición la propuesta, otras familias que respondieron con evasivas sin concretar nada al respecto u otras que prefirieron no tocar el tema por distintas razones, como por ejemplo, no ser identificadas en el barrio como familia de desaparecidos (que hasta ese momento nadie sabía y que preferían mantener igual), familias que prefirieron no reabrir heridas que no han cerrado y que significarían una nueva razón para generar división; o fami-lias que frente a esta problemática, la rechazaron sin mucho análisis, por razones que no expresaron con claridad.

Pero, además de esta tarea casi exhaustiva, aparecía otra tanto o más importante como era la de sumar más personas o instituciones u organizaciones que les pareciera importante, interesante y significativa la tarea de rendirles homenaje a 30 años del comienzo de la dictadura militar. Entonces debimos contactarnos con partidos políticos, asambleas, organizaciones sociales, vecinos interesados en este trabajo y todos aquellos que pudieran aportar ideas, esfuerzos y tiempo.
Llegamos, entonces, al verano de 2006, donde juntamos los dos caminos que se habían recorrido: las historias de los desaparecidos y las instituciones territoriales.
El 13 de febrero nace la "Comisión por la Memoria de Pompeya" con el nombre de "Pompeya no Olvida", con el objeto de traer a la memoria la historia de los desparecidos del barrio, con la participación de vecinos, organizaciones sociales y políticas, clubes, murgas, teatros, asambleas y otros.

De manera conjunta, encaramos entonces la primera tarea, la noche del 23 de marzo, que fue colocar los plotters con la imagen y los datos de cada compañero desaparecido en las paredes o en las veredas donde habían vivido y/o trabajado, realizando un breve homenaje con los diferentes grupos que conformamos para realizar la colocación de manera casi simultánea.
Nos preguntamos, por ejemplo, si nuestra sociedad ha tomado conciencia de lo sucedido o necesita aún saber sobre las violaciones a los Derechos Humanos, a la luz de algunas reflexiones o reacciones que se dieron cuando realizábamos la recorrida en busca de datos sobre el listado de compañeros y compañeras detenidas-desaparecidos.

Este espacio de debate nos permite reconocer los avances en este sentido, ya que no verlos sería cometer un acto de ceguera del acontecer social; pero estos mismos avances nos interrogan si son suficientes o se debe ahondar más, ya que las heridas a consecuencia del terrorismo de Estado han sido tan profundas que sólo con un profundo replanteo de actitudes permitirá una salida de esta sociedad fragmentada, despojada de valores éticos y solidarios.
Apoyamos las iniciativas que contribuyan a mantener viva la Memoria, única herramienta para que la triste historia del pasado genocida no vuelva a repetirse. Reclamar Verdad y Justicia para todas y cada una de las violaciones de los Derechos Humanos, civiles y sociales A partir de allí pasamos a enumerar las diferentes actividades propias y las adhesiones realizadas en los años 2006 y 2007.

INSTITUCIONES PARTICIPANTES:
Centro Cultural "POMPEYA"
Grupo de jóvenes " El Agachadito"
Asociación civil: "El otro soy yo"
Partido Comunista de Pompeya
Espacio político Cultural "Venas Abiertas"
Asamblea Barrial Pompeya-Traful
MTL (Movimiento Territorial de Liberación) Pompeya
Audición radial: "Una pasión por la quema, una pasión por el sur"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada